Día 8: El Fruto del Espíritu: Fidelidad

POR SERGIO CÁCERES,
líder nacional de La Iglesia Cuadrangular de Argentina

La vida cristiana tiene va más que el tener fe; es necesario ser hallados eles. La delidad es permanencia en los caminos de Dios. Cuando somos llenos del Espíritu Santo, empezamos a crecer en delidad.

Una persona el o leal es una que permanece constante en sus afectos, en el cumplimiento de sus obligaciones y en la con anza que le debe al otro. La delidad está ligada a la gratitud. Una persona leal es una que ha recibido bondad de otro y no se le ha olvidado.

El in el es el que traiciona, la persona ingrata que ha olvidado la bondad de la que ha sido objeto. Dios es el epítome de delidad para nosotros. El Salmo 89:8 dice, “Poderoso eres, Jehová, Y tu delidad te rodea”. Dios es el a sus promesas; sus palabras son eternas y no cambian. En su gran amor, Dios ha permanecido el desde el comienzo. Su delidad es eterna y perfecta.

PUNTOS DE ORACIÓN

  • Ore por personas eles que puedan enseñar a otros.
  • Ore por una generación in uyente e inspiradora.
  • Ore que en nuestros tiempos de tentación y tribulación elijamos ser eles a Aquel que nos llamó.
  • Dé gracias al Señor que nuestro carácter puede cambiar para ser más como el de Él. Pídale al Espíritu Santo que obre en usted para exaltar a Cristo como el Señor de señores y demostrar las señales de su amor.

VIDEO: VIVIENDO UNA VIDA EQUILIBRADA

Como líderes, ayudamos, damos y ministramos libremente a otros. Pero, para vivir una vida balanceada, también tenemos que recibir y ser ministrados. Vea el video de Sergio Cáceres.