Día 7: El Fruto del Espíritu: Bondad

POR PIET BRINKSMA,
líder nacional de La Iglesia Cuadrangular de Holanda

El mensaje principal que el apóstol Juan, amigo cercano de Jesús, aprendió de su tiempo con el Señor fue: “Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él” (1 Juan 1:5, RVR 1960). En otras palabras, Dios es bueno – completamente bueno. Si la gente pasase años en el ministerio con usted y conmigo, ¿sería acaso este el mensaje de Dios que resaltaría para ellos?

En el Salmo 145, David habla de cómo comunicar nuestro testimonio de Dios a la próxima generación y al mundo. Su deseo es que celebremos la “inmensa bondad” de Dios y que proclamemos: “Bueno es Jehová para con todos: y sus misericordias sobre todas sus obras”. (Salmo 145:4-9, RVR 1960).

Si la bondad de Dios es el mensaje que hemos de pasar a otros, muchas vidas serán transformadas.

PUNTOS DE ORACIÓN

  • Ore que el Señor nos conceda gustar de su bondad y que su gracia sature nuestras vidas, corazones, almas y mentes.
  • Ore que nuestros ministerios re ejen la bondad de Dios.
  • Ore que la próxima generación sea inspirada por la bondad de Dios.
  • Ore que nuestras ciudades y comunidades sean testigos de la bondad de Dios por medio de cómo nosotros nos conectamos a ellos y les proclamamos el evangelio.

LECTURA ADICIONAL DE LA ESCRITURA

“Generación a generación celebrará tus obras, Y anunciará tus poderosos hechos. 5 en la hermosura de la gloria de tu magni cencia, Y en tus hechos maravillosos meditaré. 6 Del poder de tus hechos estupendos hablarán los hombres, Y yo publicaré tu grandeza. 7 Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad, Y cantarán tu justicia. 8 Clemente y misericordioso es Jehová, Lento para la ira, y grande en misericorDía. 9 Bueno es Jehová para con todos, Y sus misericordias sobre todas sus obras”. (Salmo 145:4-9, RVR 1960)