Día 19: Dones Espirituales: Lengua e Interpretación

POR JOYCE BUTRON,
misionera de área al Sudeste de Asia

Una cálida brisa tropical sopló a través de la ventana abierta de la iglesia. Las canciones, oraciones y predicación parecían inspirados, pero no entendí ni una palabra. Diligentemente estuve parada, adoré y oré aunque solo podía adivinar lo que estaba pasando. Entonces, una palabra en lenguas fue dada, seguida por el don de interpretación en inglés, ¡un idioma que yo entendía! Dios me animó en una situación en la que no podía entender lo que estaban enseñando.

En Pentecostés, las lenguas mostraron el corazón de Dios de hablar en idiomas que todos pudieran entender. Las lenguas e interpretación son un alentador recordatorio de que todos necesitan saber que Dios habla, y que podemos entender lo que está diciendo.

Hoy día necesitamos la expresión completa del Espíritu y valorar los dones abriéndoles espacio en nuestras reuniones. A veces puede tornarse desordenado guiar a otros en el uso de los dones, por lo que Dios nos dejó instrucciones en 1 Corintios 14. Invitar al Espíritu permite que las relaciones con Él comiencen o se profundicen, transformando vidas.

PUNTOS DE ORACIÓN

  • Espíritu Santo, te invito a mi corazón y mente. Te necesito.
  • Espíritu Santo, muévete en mí hoy con tus dones, para que otros puedan llegar a tener una relación contigo.
  • Espíritu Santo, te invito a moverte en mi vida y mi iglesia como tú quieras y en toda tu plenitud.
  • Espíritu Santo, te pido por un gran derramamiento del don de lenguas e interpretación en mi vida y ministerio.

LECTURA ADICIONAL DE LAS ESCRITURAS

“¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edi cación. Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. Y si no hay intérprete, calle
en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios. Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero. Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz.

Como en todas las iglesias de los santos,” 1 Corintios 14:26-33 (RVR 1960)

Publicado originalmente en Foursquare.org