Día 11: Orando en el Espíritu

POR JOE WAINER,
director ejecutivo interino de la Foursquare Foundation

Recuerdo a mi padre orando en su lenguaje espiritual todo el tiempo. Él oraba sinceramente que todos sus hijos fueran llenos del Espíritu de Dios y nos hablaba frecuentemente sobre hablar en lenguas. Hay algo especial sobre el deseo de un padre para que sus hijos tuviesen tal cercanía con Dios.

Una vez le pregunté: “Papá, ¿por qué hablas en lenguas?” Me citó 1 Corintios 14:4, “El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edi ca” y Salmo 61:2, “clamaré a ti, cuando mi corazón desmayare”. Mi papá me estaba entrenando a creer que Dios no daba una provisión contra la ansiedad a través del
don de lenguas.

Cuando oramos en lenguas, somos aliviados de las presiones y ansiedades de la vida. Cuando mi corazón está abrumado , cuando no puedo conectar todos los puntos , cuando no puedo ver más adelante, cuando no entiendo el dolor que tengo, el Señor me escucha y me entiende, y esta expresión de fe que mueve su corazón.

PUNTOS DE ORACIÓN

  • Ore por un fresco derramamiento y bautismo del Espíritu de Dios sobre todos los discípulos.
  • Ore que toda la gente busque todos los dones espirituales, incluyendo el don de lenguas.
  • Ore para recibir el don de lenguas y usarlo con frecuencia.
  • Ore en lenguas y esté en paz.

LECTURA ADICIONAL DE LA ESCRITURA

“Oye, oh Dios, mi clamor; A mi oración atiende.

Desde el cabo de la tierra clamaré a ti,

cuando mi corazón desmayare.
Llévame a la roca que es más alta que yo,

Porque tú has sido mi refugio,
Y torre fuerte delante del enemigo”.

Salmos 61:1-3 (RVR 1960)